Acusan a cuatro ex carabineros por apremios ilegítimos ocurridos en Renaico

gorra-carabineros

Se trata de Baltazar Segundo Echeverría Ortega, Juan Ángel Gajardo Morales, Luis Diber Aguilera Ortíz e Iván Humberto Sanhueza Torres.

El ministro en visita extraordinaria para causas por violaciones a los derechos humanos de la Corte de Apelaciones de Temuco, Álvaro Mesa, acusó a cuatro ex carabineros como autores del delito de apremios ilegítimos a Manuel Ramírez Zurita, perpetrado en la comuna de Renaico, en el mes de febrero de 1987.

Los acusados fueron identificados como Baltazar Segundo Echeverría Ortega, Juan Ángel Gajardo Morales, Luis Diber Aguilera Ortíz e Iván Humberto Sanhueza Torres.

 

Los hechos

En la etapa de investigación, el ministro Mesa logró establecer que “el día 18 de febrero de 1987, alrededor de las 6 de la mañana, en la comuna de Renaico, fue detenido en la vía pública, por personal de Carabineros de dicha localidad, Manuel Marcelino Ramírez Zurita, ya que se encontraba en estado de ebriedad junto a tres personas más, siendo todos trasladados hasta la Tenencia de Carabineros de la comuna”.

“En la guardia de la unidad policial, los detenidos fueron consultados por sus identidades y ante la negativa de Ramírez Zurita, fue golpeado en su pecho por un funcionario policial (…) Al cabo de unos minutos y producto de su inquietud por ir a trabajar, Ramírez Zurita comenzó a llamar a los funcionarios policiales que en ese momento estaban de guardia, golpeando las puertas del calabozo para poder ser escuchado”, señala la investigación.

“A los pocos minutos llegaron dos carabineros -uno de ellos Luis Aguilera Ortiz- quienes por orden del encargado a esas horas de la Tenencia, sargento Baltazar Echeverría Ortega, procedieron a sacar a Ramírez Zurita del calabozo llevándolo hasta un sector del cuartel policial, lugar en que los carabineros Luis Diber Aguilera Ortiz y Juan Ángel Gajardo Morales procedieron a mojarlo en primer lugar con una manguera, pero no siendo suficiente, lo sujetaron fuertemente de los brazos y trataron de sumergirlo en un tambor con agua”, se agrega.

“Sin embargo, esta maniobra no fue posible efectuar por la resistencia opuesta por el detenido, ante lo cual Iván Sanhueza Torres -por orden del sargento encargado del recinto policial- procedió a cooperar en ello, introduciendo la cabeza del detenido en el agua. El maltrato sufrido por Manuel Ramírez Zurita fue escuchado por los otros detenidos e incluso algunos de ellos observaron lo sucedido con él”, asegura la investigación.

El fallo señala que alrededor de las 12 horas del mismo día, el teniente de la unidad procedió a efectuar una ronda exterior de la Tenencia, percatándose que desde uno de los barrotes dispuestos en las ventanas de los calabozos colgaba un paño rojo. De inmediato ingresó al cuartel, observando que Ramírez Zurita se había suicidado, utilizando para ello la camisa que vestía cuando fue detenido.

Finalmente, según protocolo de autopsia y declaración del médico legista, Ramírez Zurita presentaba infiltraciones sanguíneas de cara interna del cuero cabelludo y erosiones en región escapular derecha y maleolar externa izquierda, las que fueron explicadas por acción de terceros, ya sea causadas por golpes con un objeto obtuso, como un bastón o manguera.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *