Artistas rechazan actitud del municipio de Villarrica por estigmatizarlos como parte de la inseguridad en la comuna

“Preguntas para la opinión pública son una clara discriminación y ofensa para las y los trabajadores del arte popular y callejero”, sostuvieron sus representantes y desde el Sindicato de Actores y Actrices de La Araucanía.

Su más rotundo rechazo y repudio a la encuesta formulada por el municipio de Villarrica en el marco del sondeo de opinión sobre seguridad ciudadana, expresaron dirigentes del arte popular y callejero ante la inclusión de este sector en las opciones como un elemento que “afecta en la sensación de seguridad de la comunidad local”.

Gabriela Cayazaya, del Colectivo “Circo Patudo”, repudió esta encuesta “que –a su juicio- descaradamente expone a los y las artistas, músicos, mochileros, grupos juveniles o quienes limpian parabrisas, como posibles delincuentes. Esto es indignante, porque los artistas callejeros trabajamos en las calles entregando amor, alegría. Es nuestro trabajo y un espacio que nos permite construir nuestra economía, por lo que no vamos a permitir que se nos apunte con el dedo y se nos estigmatice”.

Por su parte, Marcia Olave, del Colectivo “Manos Revueltas”, sostuvo que “el arte debe estar en el espacio público, donde se pueda encontrar de manera abierta y gratuita, esto ocurre en todo el mundo, donde nuestro trabajo es respetado, sin embargo, es aquí, en este municipio, donde se nos discrimina y estigmatiza con esta encuesta entregada a sus habitantes, la cual han modificado para dejar peor aún, incluyendo ahora a los jóvenes”

En tanto el Sindicato de Actrices y Actores de La Araucanía (Sidarte), expresó en un comunicado que “es de una gran irresponsabilidad a nivel institucional, plantear como opción que la actividad artística en espacios públicos constituye una amenaza a la seguridad ciudadana, ya que induce a la ciudadanía a criminalizar la actividad artística. Hacemos un llamado a ésta y otras instituciones a discriminar con criterio y no poner en tela de juicio el trabajo de artistas, donde la acción callejera constituye el ingreso principal de quien lo ejerce a través del arte como una actividad fundamental para reencontrarnos y volver a habitar nuestros espacios comunes”.

Por su parte, el concejal Raúl Landini, el consejero regional Daniel Sandoval y Onesima Lienqueo, defensora DD.HH. y candidata a diputada por el Distrito 23, respaldaron a las y los trabajadores del arte callejero y emplazaron al municipio a no vulnerar la dignidad de los y las artistas y a construir políticas públicas e instrumentos locales desde una co-labor para una mejor seguridad ciudadana y también con las comunidades del arte y la cultura local como un vehículo para combatir la verdadera delincuencia, ya que “la cultura y el arte callejero no son un delito”, concluyeron.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *