Caso Luchsinger – Mackay: Veredicto de segundo juicio se conocerá este sábado

juicio Caso Luchsinger-Mackay

La Fiscalía espera que el tribunal, el mismo que absolvió a los comuneros acusados del crimen del matrimonio, establezca las penas de presidio perpetuo, salvo para Peralino Huinca, para quien se pide un sentencia de 10 años por su colaboración en la investigación.

Este sábado, a las 10 horas, el Tribunal Oral Penal de Temuco dará a conocer su veredicto condenatorio o absolutorio al término del segundo juicio del caso Luchsinger – Mackay.

La decisión se tomó este viernes, tras concluir los alegatos de clausura, en la 37ª jornada de audiencias para establecer si los imputados tienen o no responsabilidad en el atentado incendiario contra la casa en la que vivía el matrimonio que murió en su interior hace cinco años.

El dictamen será entregado por los jueces Germán Varas (presidente), Rocío Pinilla y Juan Poblete. Este último reemplazó a la magistrada Ximena Saldivia, quien siguió todo el juicio, pero la semana pasada presentó licencia médica por 10 días.

Los acusados son José Arturo Córdova Tránsito, Sergio Marcial Catrilef Marilef, Aurelio Catrilaf Parra, Eliseo Ariel Catrilaf Romero, Hernán Zenen Catrilaf Llaupe, José Sergio Tralcal Coche, Sabino Catrilaf Quidel, Luis Sergio Tralcal Quidel, Juan Segundo Tralcal Quidel, Francisca Linconao Huircapán y José Manuel Peralino Huinca.

Los 11 comuneros están acusados como autores del delito consumado de incendio con resultado de muerte, en carácter de terrorista, en contra de Werner Luchsinger y Vivianne Mackay, ilícito perpetrado en el Fundo Granja Lumahue, sector General López, comuna de Vilcún, la madrugada del 4 de enero del año 2013.

Todos fueron absueltos en fallo unánime el 25 de octubre pasado por el mismo tribunal, pero la Fiscalía Regional de La Araucanía y los querellantes recurrieron a la Corte de Apelaciones de Temuco, que el 29 de diciembre último –también en fallo unánime- anuló el juicio y ordenó uno nuevo con distinta integración de magistrados.

Al igual que en el primer juicio, la Fiscalía pide una pena de presidio perpetuo calificado, esto es, un mínimo de 40 años de cárcel antes de recibir cualquier beneficio penitenciario, en contra de todos los imputados, menos en el caso de Peralino Huinca, para quien se pide un sentencia de 10 años por su colaboración en la investigación.

Todos ellos se encuentran en libertad, pero bajo las medidas de arresto domiciliario y arraigo. Antes del primer juicio, todos estuvieron en prisión preventiva, menos Peralino y la machi Francisca Linconao.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *