Comunidades indígenas de Lautaro tienen nuevo servicio de transporte público

De lunes a viernes, estudiantes y adultos podrán trasladarse ida y vuelta desde sectores como Vega Larga y San Luis de Roblería a la ciudad, en un bus subsidiado por el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones.

Cerca de 50 personas asistieron a la esperada inauguración del nuevo servicio de transporte que conectará a Lautaro, San Luis de Roblería y Vega Larga, cinco días a la semana y por menos de 500 pesos cada pasaje para los adultos y sólo 150 pesos para los estudiantes que se trasladan hasta distintos establecimientos educacionales ubicados en los alrededores.

Para las 400 familias, la mayoría pertenecientes a comunidades mapuches, que podrán utilizar este medio de transporte, se trata de un gran adelanto, no sólo en cuanto a lo económico, sino también a lo social, ya que esto significa una mejora en la calidad de vida de todos los habitantes del sector, quienes nunca más caminarán horas y horas bajo el sol o la lluvia, para llegar hasta el centro urbano más cercano.

Ese es precisamente el objetivo del subsidio para zonas aisladas que otorga el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones en todo el país: integrar a quienes vivan en lugares apartados, de difícil acceso y solucionar todas sus necesidades.

 

12 millones de pesos anuales

Sólo para este subsidio, está programada una inversión superior a los 12 millones de pesos anuales, lo que se traduce en una importante rebaja tarifaria para los usuarios. Al respecto, el seremi de Transportes y Telecomunicaciones, Luis Calderón, aseguró que “estamos formalizando oficialmente la puesta en marcha de un nuevo servicio de zona aislada, al igual que en muchos otros sectores de La Araucanía, donde ya  tenemos cerca de 200 subsidios de este tipo en la región. Hoy se concreta uno más, para los sectores de San Luis de Roblería y Vega Larga, con frecuencia diaria, a muy baja tarifa”.

Para José Linco, presidente de la Asociación Comunal Indígena Toki de Lautaro, esto es “muy bueno, porque nosotros cuando no teníamos locomoción, debíamos juntarnos para ir a buscar un vehículo a Lautaro para llegar. Pagábamos 6 mil, 7 mil pesos por una camioneta o un taxi y ahora, estamos pagando 400 pesos el pasaje. Ida y vuelta son 800, imagínese. Ahora, para mandar a nuestros hijos al colegio, de a dónde íbamos a sacar plata todos los días y hoy  tenemos de lunes a viernes el recorrido, gracias a Dios, por 150 pesos los estudiantes”, agregó.

 

Excluidos de la sociedad

Ahorro tanto en tiempo como en dinero, que tiene muy contentas a las familias, quienes por no tener los recursos suficientes, se sentían de cierta forma excluidos de la sociedad. Sin embargo, ya no podrán decir eso, debido a que el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, permitió que pudieran alcanzar luego de muchos años, la ansiada integración territorial.

Virginia González, presidenta de la Comunidad José Miguel Catricura, argumentó que “nos cambia en todos los sentidos de la vida, porque para educar a nuestros hijos y nosotros como adultos, también vamos a tener más facilidad para llevar y traer sus cosas, porque antes era mucho gasto tener que pagar un vehículo para trasladar nuestras cosas. Ahora nos cambia mucho la vida”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *