El estrecho triunfo de Carlos Barra en Pucón y el surgimiento de un díscolo

Por menos de 200 votos resultó electo -por séptimo periodo- el alcalde Carlos Barra, quien en este nuevo desafío tuvo que enfrentarse a un nuevo perfil de jóvenes que votaron por primera vez y al fuego amigo del concejal de su partido (RN).

Carlos Barra lo logró nuevamente, pero por poco. Fue reelecto como alcalde de la comuna de Pucón, lo que se transforma en su séptima elección para ocupar el sillón edilicio de la comuna lacustre. Pero en esta oportunidad, su campaña se vio dificultada o torpedeada nada menos que por el fuego amigo:  un concejal de su partido (RN), Cristian Hernández, quien también iba a su reelección y que este fin de semana obtuvo -y por segunda vez- primera mayoría.

Barra logró el 35,6 por ciento de los votos (3 mil 780), seguido de cerca por la exalcaldesa, Edita Mansilla, que le pisó los talones con el 34 por ciento de los votos, o sea 3 mil 609 sufragios, es decir, apenas 171 votos de diferencia, lo que demuestra que la reelección no fue nada de fácil.

El nuevo y variopinto Concejo Municipal además de Hernández, será integrado por Ricardo Cortés, del Partido Comunista; Daniela García, Independiente PPD; Armín Avilés, de la UDI; Claudio Cortez, Independiente de RN y Verónica Castillo, Independiente cercana Unidad Constituyente.

Hernández es un conocido dirigente de la comuna, que con el pasar de los meses, se ha transformado en una suerte de -según fuentes políticas regionales- díscolo. No obstante la cercanía política inicial del concejal RN con Barra, quien en algún momento lo definió como un sucesor cuando llegue el momento de irse a los cuarteles de invierno, se transformó en una verdadera piedra en el zapato para el reelecto edil, en medio de la época de campaña.

Concejal Cristian Hernández.

El “Pollo” como es conocido Hernández, se describe como un representante de la derecha social, Relacionador público y productor de eventos, y como tal, ha utilizado distintas acciones comunicacionales para -en teoría- desprestigiar a Carlos Barra, ocupando temas mediáticos y no tanto, para tal efecto. Pero un tema no menor es que en 2018, Cristian Hernández manifestó su intención de ocupar el principal sillón edilicio de la comuna turística, criticando a su compañero de partido, por “no reconocer otros liderazgos, me parece egoísta de parte del alcalde Barra”, a lo que sumó que para la “próxima elección él tendría 40 años, y el edil 78”.

En 2016, Barra señaló que no iría a la reelección, para dejar espacio a las nuevas generaciones, palabras que fueron bien recibidas por Hernández y que fueron cobradas en esta última campaña, ya que como es sabido, Barra sí se repostuló, y salió electo por estrecho margen.

Esto habría incomodado a Hernández, quien no escondía su intención de ser derechamente candidato a alcalde de la comuna, sin poder concretarse por la repostulación de Barra.

Desde ese momento comenzaron los “encontrones” comunicacionales entre estos dos compañeros de partido. Hernández inició una suerte de campaña para desacreditar al ahora reelecto alcalde, utilizando recurrentes temas. Es más, en un portal de noticias de la zona (La Voz de Pucón), a Hernández le han dado una importante tribuna los tres años y especialmente los últimos días de campaña, donde realizó múltiples ataques por diversos motivos, en donde se reiteraba siempre la responsabilidad de todo al municipio.

Hernández aclara a ElPeriódico.cl que él presenta las diferencias que son lícitas y que cualquier concejal podría tener. “Con un alcalde de una ciudad tan especial como lo es Pucón”.

“Yo tuve la deferencia de pedir primarias, de ponerme a disposición hace más de dos años, de decir a los cuatro vientos, después que el alcalde, en la elección anterior, dijera que era su último periodo. Yo fui el primero en levantar la mano y señalar que yo quería medirme y la mejor forma para eso y para ser leal a mi partido, era a través de una primaria, puesto que yo podría haber buscado el camino de la independencia, haber levantado las banderas de la independencia y tal vez me habría ido mejor en la oferta que hay. Desde mi parte, yo no tengo ni pugnas, ni oposición, y yo creo que el alcalde Barra tampoco”.     

Una semana antes de las elecciones, ElPeriodico.cl se contactó con el alcalde Barra, quien declinó dar entrevistas. Según él, “no quiero que se pierda la convivencia, porque están tan escasas las buenas prácticas (…), pero hemos logrado en los últimos días llegar a una buena convivencia con este muchacho (Hernández), porque yo creo que alguien le dijo que estaba tan equivocado y para qué echar a perder esto, porque él se maneja muy bien con La Voz de Pucón, entonces cualquier cosa con la que yo aparezca en su contra, lo va a explotar a su favor y se va a hacer la víctima, pero no tengo ningún inconveniente en hablar de él. Porque es un concejal que va a salir elegido y lo voy a tener en contra como lo tuve los dos últimos años. No creo que vaya a cambiar. No sé por qué este joven tomó tan en serio esto de dudar de los procedimientos que el municipio ha tenido que realizar”.

Esta semana, consultado el reelecto alcalde acerca de lo apretado de los resultados, el edil lo atribuye a distintas razones: la participación de “jovencitos que están en contra del sistema. Ellos eligieron a dos concejales, de la izquierda, del PS y PC, quienes nunca habían sido electos acá en Pucón”. Barra suma además los efectos de la pandemia, “la gente de más edad, la gente del campo no bajó a votar. Acá, ¿quién vota por Carlos Barra?, se pregunta el político. Seguido responde: los boteros, los clubes de fútbol, los bomberos, la gente de las poblaciones. La mayoría de la gente de las poblaciones vota por mí. Pero de pronto aparecen más de mil 500 personas que nunca aparecían votando, ahora aparecen”.

Barra añade que Pucón es un botín de guerra, “como lo es Viña del Mar, Puerto Varas”, dice mientras almuerza. Al ser consultado si los roces con su compañero de partido, Cristián Hernández, le habrían hecho mella en los resultados, el edil no duda en su respuesta: “Yo creo que eso también influyó”.

Sin embargo, agrega que el concejal Hernández tuvo la deferencia de llamarlo luego de conocidos los resultados de la elección, para entregarle sus felicitaciones, “y se mostró dispuesto a trabajar codo a codo conmigo. Él sabe que puede tener una apreciación acerca de la invasión inmobiliaria, pero tuvo que comprender que son las fuentes laborales que tenemos para nuestra gente acá, y la gente que tiene su segunda vivienda acá para pasar la pandemia, es la que nos está dando vida en la actualidad”.

La autoridad comunal añade estar de acuerdo que el tema de las inmobiliarias ha sido una suerte de “caballito de batalla” para ganar votos en las elecciones. “Sí, ya que hay gente que no entiende que los destinos turísticos del mundo viven de dos factores: la inversión y las visitas. Por lo tanto, estos dos elementos que componen el 98 por ciento de la economía local, lo provocan ellos”.

“La gente que se quedó a vivir acá, más de 5 mil personas, son las que ocupan actualmente las terrazas disponibles para almorzar, cenar y si no hubiera sido por ellos, nos estaría pasando lo que le ocurre a Isla de Pascua, a Puerto Natales, Torres del Paine, San Pedro de Atacama, en donde no existen las segundas viviendas, y si no llegan turistas, el turismo no reacciona, no se repone. Al igual que lo que ocurre en Viña del Mar, en La Serena, la gente de las segundas viviendas consume en esas comunas, en las lavanderías, en las estaciones de servicio, en los jardineros, en seguridad, mantención, entonces acá, como no todos viven del turismo, como no todos son dueños de hoteles, necesitan trabajar, los pintores, carpinteros, jardineros, entonces hay gente que no sabe la inversión que la comuna ha tenido”, concluyó el alcalde.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *