En Día de Campo, Inia y empresa Nutraseed presentaron nuevas líneas de lupino dulce

Productores en campo conociendo las nuevas líneas de lupino

La actividad convocó a más de 25 productores de Cautín, ligados al programa alianzas productivas de la empresa indicada y que es respaldada por Corfo.

Nueve líneas avanzadas de lupino dulce, de la especie albus, se presentaron recientemente en el Día de Campo Inia y la empresa privada Nutraseed. La actividad convocó a más de 25 productores de Cautín, ligados al programa alianzas productivas de la empresa indicada y que es respaldada por Corfo.

“De estas líneas, posiblemente se liberarán dos variedades el próximo año y llegan en un buen momento, ya que la empresa Nutraseed está interesada en promover nuevos materiales de lupino para la agricultura regional. Estas líneas tienen como característica general un tipo de planta de arquitectura compacta, con tres a cuatro pisos de floración y un tallo único sin ramificación basal. El tallo único, mejora la circulación de aire entre la canopia, generando un ambiente menos propicio para las enfermedades foliares. La ausencia de ramificación basal es compensada por la generación de 4 a 5 ramas primarias aéreas cortas, concentrando la madurez y permitiendo un secado más uniforme que facilita la cosecha. Además, las vainas inferiores quedan a una altura del suelo suficiente para ser tomadas por la mesa de la automotriz”, explicó Mario Mera, fitomejorador de leguminosas e investigador de Inia Carillanca.

 

Tolerancia al herbicida metribuzina

Las líneas vistas en el día de campo logran una cobertura temprana de suelo y presentan tolerancia al herbicida metribuzina, lo cual permite un mejor control de las malezas. También han presentado un buen grado de resistencia al hongo causante de la antracnosis. “Ensayos en los sectores de Maquehue y Boroa han demostrado que varias de estas líneas tienen un potencial de rendimiento superior a 60 quintales por hectárea, de manera que un agricultor empresarial debe plantearse como meta un rendimiento de 50 quintales por hectárea. Para la agricultura familiar campesina también habría novedades, ya que algunas líneas de mayor vigor y crecimiento más agresivo pueden comportarse bien bajo un manejo agronómico menos acabado”, acota Mera.

 

En relación a proteína

Durante el día de campo, se informó que el contenido de proteína puede variar bastante de una temporada a otra, pero algunas de estas líneas han logrado más de 40 por ciento en base materia seca en dos temporadas de evaluación, considerando el grano entero. Esto significa que, con un rendimiento de 40 quintales, el agricultor puede producir alrededor de mil 600 kilos de proteína por hectárea, con costos directos de aproximadamente 240 mil pesos por hectárea. A un precio de venta de 150 pesos el kilo de grano, los costos directos de producción de lupino dulce albus son 16 quintales por hectárea. Estos son datos basados en la realidad agrícola regional.

Rodolfo Campos, Gerente General de Nutraseed

“El trabajo con Inia ha sido muy bueno y ya tenemos distintas alternativas. La variedad que tenemos como empresa lleva muchos años en el mercado y es necesario sustituirla. Por lo tanto, contar con  nueve opciones para elegir una o dos es importante para nosotros. Además, el lupino es una alternativa proteica interesante, más aún cuando en Chile no se producen proteínas de origen vegetal en forma importante, sino que la importamos. Nutraseed tiene cinco años en el mercado, partimos con 500 hectáreas el primer año y hoy alcanzamos más de mil hectáreas, con una proyección a cuatro mil. Creemos que es la única forma de darle rentabilidad apropiada al cultivo a nivel de agricultores y que se demuestre el valor que tiene en la rotación”, dijo Rodolfo Campos, gerente general de Nutraseed.

Durante esta actividad, también se dieron recomendaciones generales para un buen cultivo de lupino dulce, considerando la elección del potrero, la época y densidad de siembra, y el buen uso de herbicidas, tema que estuvo a cargo del  especialista de Carillanca, Nelson Espinoza.

Por Lilian Avendaño

 

FONDO

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *