Entregan “copitas sanitarias” para las mujeres privadas de libertad en Villarrica, Angol y Temuco

La iniciativa nace de un proyecto que se ejecuta a nivel nacional liderado por el Departamento de Promoción y Protección de los Derechos Humanos.      

Hasta La Araucanía llegó parte del equipo del Departamento de Promoción y Protección de Derechos Humanos de la Dirección Nacional de Gendarmería, en el marco del proyecto “Copitas Sanitarias para las Mujeres Privadas de Libertad”, iniciativa que se llevará a cabo en las Unidades Penales de Villarrica, Angol y Temuco.

En la oportunidad, los profesionales pudieron entrevistarse con las internas, capacitarlas y entregarles el dispositivo, además los encuentros les permitieron conocer de otras necesidades que ellas tienen, además de conversar con las autoridades que participaron de la ceremonia de la entrega simbólica realizada en el Centro Penitenciario Femenino (CPF) de Temuco.

Dentro de las autoridades que participaron de la ceremonia estuvo la seremi de Justicia y Derechos Humanos, Hellen Pacheco; el director regional de Gendarmería, coronel Hernán Villarroel y la representante de la Seremi de Medio Ambiente, Camila Peña, quienes se mostraron muy complacidos de conocer este innovador proyecto que sin duda beneficiará a un número importante de mujeres privadas de libertad.

Al respeto, el director regional de Gendarmería, coronel Hernán Villarroel destacó que “la realidad de las internas es muy compleja. Son muchas las necesidades y problemas que tienen estando privadas de libertad. En este sentido nos hemos propuesto como institución la meta de humanizar. Hemos avanzado en el tiempo y hoy podemos afirmar que nos hemos hecho cargo de una de las necesidades más urgentes, a través del departamento de Derechos Humanos.

Añadió que “hoy estamos orgullosos que con recursos de Gendarmería, se están adquiriendo estos implementos sanitarios de la mejor calidad, siendo La Araucanía la región número 13 que está siendo intervenida con este proyecto, no sólo ayudando al medio ambiente, sino también a cada usuaria y su economía, de una manera sana y digna”.

Por su parte, Elizabeth Briones Palma, una de encargadas de la Sección de Control de Gestión del Departamento de Promoción y Protección de Derechos Humanos de Gendarmería, destacó que “este innovador proyecto consiste en la capacitación y entrega gratuita de una copita menstrual, que es un dispositivo de silicona quirúrgica con nano partículas de cobre, para su proceso de gestión menstrual, como una alternativa ecológica y sostenible, porque tiene una larga duración de aproximadamente seis años. En la actualidad existen más de 2 mil 800 internas a lo largo del país, muchas están accediendo a probar esta nueva alternativa, atendiendo así a la realidad penitenciaria”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *