Gremios productivos se reunieron de emergencia con fiscal regional de La Araucanía

Los dirigentes de la CPC y Multigremial de La Araucanía transmitieron su preocupación por los niveles de violencia e impunidad que se están registrando en la región.

Los dirigentes de la Confederación Nacional  de la Producción y el Comercio (CPC) arribaron a La Araucanía para entregar su solidaridad y compartir el dolor que afecta a la familia Luchsinger tras el ataque incendiario ocurrido el pasado viernes, en el que murió el agricultor Werner Luchsinger y su esposa.

“Tras informarnos de este horrible atentado incendiario donde fueron asesinadas dos personas, organizamos un comité ejecutivo extraordinario en el que planteamos que debemos aumentar el apoyo a esta región tanto a nivel gremial  así como para transmitir a nivel nacional las preocupaciones que hoy afectan a La Araucanía”, declaró el presidente de la entidad, Lorenzo Constans.

Por su parte, Emilio Taladriz, vocero de los gremios productivos locales, señaló que la presencia de la CPC en la región es una señal de preocupación enorme ante el grado de conflictividad y violencia que se vive en la zona. “Lo que está sucediendo es muy grave y hoy más que nunca los gremios nacionales y regionales debemos trabajar unidos para lograr una salida a este problema”.

 

Francisco Ljubetic

En la oportunidad, los líderes de las ramas productivas efectuaron una reunión de emergencia con el fiscal regional Francisco Ljubetic, quien además está a cargo de la investigación del atentado en Vilcún. “Nosotros estamos con una gran dinámica para hacer la presentación de cargos el próximo viernes, por lo tanto con nuestro equipo de fiscales nos hemos dividido el trabajo junto con las policías para obtener la información  necesaria que nos permita hacer una fundada formalización, y a su vez, la petición de medidas cautelares correspondientes”, explicó Ljubetic.

Asimismo, señaló que este tipo de casos poseen un tratamiento muy especial ya que intervienen permanentemente ONG u organismos de derechos humanos, en la que muchas veces los victimarios quedan como víctimas. “Sin embargo, casos de gravedad y connotación como éste en el que han resultado dos personas fallecidas, cualquiera que sea el escenario, desde el punto de vista investigativo hay que entregar los mejores esfuerzos para llevarlos adelante. La vida humana es un valor muy preciado por lo tanto debemos poner todo nuestro ahínco en ello”, sostuvo el fiscal regional.

Por su parte, Lorenzo Constans, manifestó al fiscal que cuesta sensibilizar a las autoridades de Gobierno sobre la situación de extrema gravedad que se vive en La Araucanía, aún cuando ha tenido reuniones con el Presidente de la República donde le ha entregado información detallada de más de 35 juicios caratulados con abogados patrocinantes junto con cifras que demuestran el aumento en el número de atentados que ocurren en la región. “La conflictividad en La Araucanía debe ser un problema que tiene que estar siempre presente en la agenda de todas las autoridades para trabajar coordinados y buscar una solución”, precisó el dirigente.

 

Reacciones

Alberto Salas, presidente de la Sociedad Nacional de Minería, manifestó que su deseo es que se haga justicia ante estos hechos tan brutales y que se establezca una distinción clara entre los violentistas y las  inquietudes reales y justificadas que pueda tener el pueblo mapuche.

Patricio Crespo, presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura, SNA, espera que los órganos del Estado tengan la eficacia necesaria para detener estos actos de violencia y evitar que siga escalando esta sensación de impunidad que ha permitido el actuar de estos grupos extremistas. “Nadie se quiere hacer cargo de del dolor y de la zozobra material y espiritual que está viviendo La Araucanía, ha llegado el minuto que la ciudadanía entera fije una posición y demande a nuestras autoridades de Gobierno, a los parlamentarios y a la justicia para que asuman cabalmente el Estado de Derecho y las garantías constitucionales”, precisó.

Daniel Hurtado, presidente de la Cámara Chilena de la Construcción, señaló que se necesita una voluntad política real para solucionar este problema. “Yo espero que luego de este condenable atentado se tome más conciencia a nivel nacional de lo que está sucediendo en esta región. Así como nos reunimos con el fiscal regional, esperamos también hablar con las policías y los jueces para hacerles ver nuestra preocupación por estos hechos de violencia que están aumentando cada vez más en esta zona del país”.

Al concluir la reunión, los dirigentes empresariales propusieron la creación de una mesa de diálogo en la que estén presentes todos los sectores. “Debemos participar y contribuir para encontrar el camino que nos lleve a la solución a este problema, lo cual es un trabajo a largo plazo y requiere de  un gran compromiso de todos, en especial del Poder Ejecutivo”, enfatizó Constans.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *