Importante proyecto de fertilización en trigo harinero impactará en el Borde Costero de La Araucanía

Iniciativa pretende mejorar la productividad del cultivo de trigo de productores insertos en las comunas del secano costero, vale decir, Teodoro Schmidt, Toltén, Carahue y Puerto Saavedra.

“Difusión del paquete tecnológico del cultivo de trigo harinero con énfasis en la tecnología de fertilización para el Borde Costero de La Araucanía”, es el nombre del proyecto lanzado recientemente por Inia Carillanca. La iniciativa, financiada por Corfo y con una duración de 24 meses pretende mejorar la productividad del cultivo de trigo de productores insertos en las comunas del secano costero, vale decir, Teodoro Schmidt, Toltén, Carahue y Puerto Saavedra.

La ceremonia de lanzamiento se llevó a cabo en la comuna de Teodoro Schmidt ante más de 70 productores y profesionales, donde participó la directora regional de Inia Carillanca, Elizabeth Kehr y el director regional de Indap, además de otras autoridades comunales. En la oportunidad se hizo una presentación general del proyecto, a cargo de su director, Ricardo Campillo; además de una completa charla sobre los desafíos y perspectivas del cultivo de trigo, a cargo del doctor Claudio Jobet de Inia Carillanca.

Cabe indicar que el trigo forma parte importante de la rotación de cultivos del sistema productivo en el Borde Costero de La Araucanía. Actualmente el sector triguero en estas comunas no es competitivo y es altamente vulnerable a la competencia de las importaciones, debido a la estructura productiva, expresada en la pequeña escala de producción y los altos costos de aplicación de insumos, como son los fertilizantes.

 

“Desconocimiento generalizado de tecnologías”

“En estas comunas se ha podido constatar un desconocimiento generalizado de tecnologías sobre el manejo eficiente de la fertilización nitrogenada del trigo respecto de dosis anuales, fuentes y parcializaciones. Dicho fenómeno adquiere mayor relevancia debido a la superficie dedicada al rubro y a la amplia oferta de nuevos cultivares de alto potencial de rendimiento, tanto de Inia como de la competencia que están disponibles para los productores trigueros”, indicó Ricardo Campillo, especialista de Inia y director del proyecto.

En este escenario, la iniciativa, cuyo costo total alcanza los 58 millones de pesos, plantea transferir y difundir conocimientos para el adecuado diagnóstico nutricional del suelo y la aplicación correcta de fórmulas de fertilización del cultivo de trigo harinero, para optimizar la gestión del nitrógeno en cultivares de trigo-Inia de alto potencial de rendimiento, buscando armonizar la productividad y calidad del grano producido.

“Los productores de trigo son mayoritariamente pequeños agricultores, que normalmente no tienen la capacidad tecnológica y económica para emprender un escalamiento rápido de producción de trigo harinero. Esta propuesta plantea establecer en dos temporadas centros demostrativos de producción de trigo, donde se transferirán conocimientos de tecnologías para el adecuado diagnóstico nutricional del suelo y fertilización del cultivo de trigo harinero en el secano costero. Difusión y transferencia, dos valiosas herramientas que hemos usado en otras iniciativas que Inia ejecuta en el Borde Costero, como es el CTE y el quehacer del Centro Regional de la Papa en Tranapuente”, dijo Elizabeth Kehr, directora regional de Carillanca.

 

Realidad del Borde Costero.

Según los expertos, esta zona de la región posee condiciones edafoclimáticas privilegiadas; suelos trumaos con alta capacidad para mineralizar nitrógenoe importantes efectos residuales de la papa en potasio y calcio. Estas condiciones aseguran la expresión de un alto potencial de rendimiento para los cultivos.

No obstante, los productores de trigo manejan un deficiente conocimiento sobre la tecnología y manejo correcto de la fertilización nitrogenada, lo que incide en bajos rendimientos promedio y potencial del territorio. También la calidad del grano de trigo y el uso esporádico del análisis de suelo para definir la fertilización es una fuerte debilidad. “Las siembras tardías de variedades de trigo, mayoritariamente de hábito alternativo y primaveral, que implica un alto riesgo climático y de enfermedades, además de una baja pérdida potencial en el rendimiento, es otro aspecto de mal manejo en la zona. Esto se une a cosechas tardías de variedades de trigo, principalmente de hábito alternativo, variabilidad de recomendaciones técnicas sobre la fertilización del cultivo”, explicó Campillo.

En este sentido, la iniciativa será de mucho impacto en el Borde Costero. Sobre todo porque permitirá difundir a otros productores trigueros de la zona un sistema optimizado de manejo de la fertilización para la producción de grano de trigo harinero, potenciando su competitividad e incrementando sustancialmente sus ingresos. Esto se realizará en base a predios demostrativos y piloto, además de talleres de capacitación. “Con estas herramientas se pretende entregar tecnologías de uso de fertilizantes para optimizar la producción de trigo a los equipos técnicos de Indap y de los municipios. De esta manera los profesionales podrán entregar asesorías de mejor calidad a los productores trigueros de la costa”, acota Campillo

Resultados esperados:

Al finalizar el proyecto, se espera un aumento del rendimiento por hectárea de grano de trigo harinero en el territorio, además de un mejoramiento en la calidad del grano y aumento de margen bruto de la producción de trigo harinero en la zona.

Cabe indicar que la iniciativa impactará directamente a 18 productores  de trigo PDT del Borde Costero, todos usuarios de Indap, quienes participan de todas las actividades planificadas del proyecto: talleres, charlas en terreno, actividades de seguimiento y asesoramiento técnico. Indirectamente se llegará a 140 productores adicionales del PDT y otros agricultores de la costa, quienes participarán en algunas de las actividades de difusión planificadas como  los días de campo.

De acuerdo a las cifras, en Teodoro Schmidt habrá 50 productores involucrados; en Carahue: 30, en Toltén: 40 y en Saavedra: 20. A esto se suman 30 profesionales y equipos técnicos Prodesal, PDTI y de las áreas de Indap, quienes trabajan directamente con productores AFC del territorio, apoyándolos financiera y técnicamente en el desarrollo tecnológico de los procesos productivos de sus cultivos. Los profesionales y técnicos participarán en algunas de las actividades de difusión planificadas, como los cursos de capacitación.

Estas instancias de apoyo a la AFC y profesionales fueron valoradas por el director regional de Indap, Ricardo Mège, quien destacó el trabajo de difusión y capacitación, necesarios para hacer más competitivo a los agricultores y su rubro.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *