Juzgado de Garantía de Temuco dejó en prisión preventiva a uno de los imputados por la agresión a sacristán

golpiza a sacristán

Según informes médicos, la víctima quedó con contusiones múltiples en rostro, cabeza, tórax y extremidades; además de fracturas en dos costillas.

El Juzgado de Garantía de Temuco decretó hoy –viernes 8 de septiembre– la medida cautelar de prisión preventiva de Daniel Cornelio Melinao Melinao, imputados por el Ministerio Público como autor de los delitos de desórdenes públicos y lesiones a Juan Parra, sacristán de la Catedral de la ciudad, hechos ocurridos ayer, jueves 7, en el centro de la ciudad.

En la audiencia de formalización de la investigación, la magistrada Marcia Castillo Monjes, además, decretó para los coimputados Luis Agustín Llanquín Quilempán y Fidel Lautaro Tranamil Nahuel, las cautelares de arresto domiciliario parcial nocturno, la prohibición de acercarse a la víctima y a la Catedral de Temuco; en tanto, Marco Antonio Valdés Álvarez quedó sujeto a firma mensual, prohibición de acercarse a la víctima y a la Catedral.

En el caso de Melinao Melinao, la magistrada ordenó su ingreso en prisión preventiva al Centro de Detención Preventiva de Temuco, por considerar que la libertad del imputado constituye un peligro para la seguridad de la sociedad, dejando en manos de Gendarmería la solicitud de la defensa, de ingresarlo al CDP de Angol. Asimismo, fijó en 60 días el plazo de investigación.

Según el ente persecutor, aproximadamente al mediodía de ayer, jueves 7 de septiembre, un grupo partidario de la causa mapuche se encontraban frente a la Intendencia Regional de La Araucanía, en la intersección de las calles Manuel Bulnes con Claro Solar, participando en una manifestación no autorizada, interrumpiendo el tránsito y generando disturbios en el sector.

Aproximadamente a las 13.30 horas, intervino Carabineros. El actuar de la policía llevó a una veintena de manifestantes, entre los que se encontraban los imputados, a movilizarse hacia la Catedral de Temuco, ubicada en Prat esquina Claro Solar, en los momentos que culminaba una misa y aún se encontraban feligreses en el interior del templo.

Un grupo de manifestantes intentó ingresar a la fuerza a la Catedral. Ante ello, el sacristán Juan Parra intentó disuadirlos, no consiguiéndolo, pues los manifestantes ingresaron a la catedral, provocando disturbios en su interior y daños al mobiliario, avaluados en 250 mil pesos, contexto en que los cuatro imputados agredieron a la víctima con golpes de pies y puño, lo que quedó registrado por las cámaras de seguridad.

Según informes médicos, la víctima quedó con contusiones múltiples en rostro, cabeza, tórax y extremidades; además de fracturas en dos costillas.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Video not found