Liberan a monito del monte en el Cerro Ñielol de Temuco

monito del monte en temuco

La especie fue encontrada por un grupo de niños en unos troncos. Los pequeños, al confundir a esta especie silvestre protegida por la Ley de Caza con un hámster, la trasladaron a una veterinaria y la profesional a cargo llamó al Servicio Agrícola y Ganadero.

El subsecretario de Agricultura, Claudio Ternicier, acompañado por el director nacional del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), Ángel Sartori y la médico veterinario, Nora Prehn, llegaron hasta el monumento natural Cerro Ñielol para liberar a un monito del monte (Dromiciops gliroides) en este pulmón verde de Temuco.

La especie fue encontrada por un grupo de niños en unos troncos. Los pequeños, al confundir a esta especie silvestre protegida por la Ley de Caza con un hámster, la trasladaron a una veterinaria y la profesional a cargo llamó al Servicio Agrícola y Ganadero. El ejemplar -que estuvo en recuperación en el centro de rescate veterinaria Metrenco- se encontraba en óptimas condiciones para su inserción en el área silvestre protegida.

Ángel Sartori recalcó que este marsupial es una especie protegida por el Servicio y en estado vulnerable, por ello la importancia de contar con el apoyo de la comunidad y de un centro de rescate especializado para recuperar a estas especies silvestres y reintegrarlas a su hábitat.

Por su parte, el subsecretario de Agricultura, Claudio Ternicier, recordó que “estamos ad portas de la temporada estival donde se presentan mayormente los incendios forestales, donde además de la grave situación que viven las personas también son afectados los animales, por ello intensificar el trabajo colaborativo con las distintas entidades públicas y privada es fundamental a la hora de proteger la fauna local”.

El monito del monte es un marsupial que vive en nuestro país y está protegido por el Artículo 4° del Reglamento de la Ley de Caza 19.473, que señala que queda prohibida su caza y captura en todo el territorio nacional. Se trata de una especie endémica y único representante viviente del orden Microbiotheria, un orden ancestral de los marsupiales que está catalogada como rara. Se distingue fácilmente por tener un pelaje muy denso y suave, con colores pardos sobre la frente. Alrededor de los ojos se dispone una máscara de pelos muy oscuros, casi negruzcos y una densa cubierta de pelos en la cola. Nacen en camadas y tienen de una a cuatro crías al año. Las hembras alcanzan su madurez sexual al segundo año de vida. Se alimenta principalmente de larvas de insectos y crisálidas de polillas y mariposas.

Se distribuyen geográficamente desde la Región del Bio Bío hasta Chiloé, desde la selva costera hasta unos mil metros de altura sobre el nivel del mar en la Cordillera de Los Andes.

Por Daniela Toledo

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *