Más de 12 horas duró cirugía reconstructiva de alta complejidad en Hospital Regional de Temuco

Hospital Regional de Temuco

Centro asistencial es uno de los pocos establecimientos del  Sistema de Salud Público en contar con un equipo estable y altamente capacitado de cirujanos plásticos.

Con un equipo de cirujanos plásticos estable y altamente capacitado, además de  equipamiento de alta tecnología, el Hospital de Temuco realizó cirugía reconstructiva de alta complejidad y que tuvo una duración de más de 12 horas.

Las cirugías reconstructivas complejas que se realizan en este centro, son operaciones con una técnica especial llamada microcirugía que, según lo explicado por el especialista en cara y cuello, Jean Pierre Drogett, consiste en que “ciertos tejidos de otras partes del organismo, llamados “colgajos”, reemplacen una función parcial o total de segmentos del cuerpo que debe ser sacada, ya sea por un accidente o por algún tipo de cáncer”.

Este es el caso de la paciente recientemente operada por una lesión tumoral de la lengua, Soledad Lagos, a quien debieron extraer tres cuartas partes de dicho órgano y, a través de la técnica micro quirúrgica, con microscopio, se logró reconstruir de la mejor forma posible la zona dañada y, para efectos de esta cirugía, se utilizaron tejidos extraídos del brazo.

Soledad Lagos en HHHA Temuco

“Estoy muy agradecida. A los 10 días de ser operada, comencé a hablar. El equipo médico de este hospital siempre me habló con la verdad. Nunca me abandonó. Mi operación era muy invasiva, ya que era un cáncer de lengua. Fue una operación grande, larga, complicada. Estuvimos 12 horas en pabellón. Tenían que extirparme tres cuartos, hacerme un injerto del brazo para poner en mi lengua y después, aprender a hablar y a comer que, en mi caso, y gracias al excelente trabajo que realizaron los médicos de acá, hoy estoy hablando y comiendo. No puedo pedir más”, comentó la paciente.

“En este tipo de pacientes, está demostrado que si no se realiza la reconstrucción, cuando el daño es mayor al 30 por ciento, se ve muy afectada el habla, la alimentación y, por supuesto, la vida social, que es lo que queremos evitar al realizar este tipo de intervenciones, resguardando siempre la parte oncológica del paciente”, explicó Pedro Pablo Ulloa, cirujano plástico del Hospital Hernán Henríquez de Temuco.

 

Mejora en la calidad de vida

Los primeros casos de cirugía reconstructivas complejas, realizadas por el equipo de cara y cuello, fueron por trauma de extremidad superior y actualmente se está ya incursionando en casos más complejos relacionados con cánceres de cabeza y cuello.

Para Oscar Morales Spichiger, quien es el director del Hospital Hernán Henríquez, realizar estas complejas técnicas, significa una gran mejora en la calidad de vida de este tipo de pacientes, usuarios del sistema público de salud.

La microcirugía es un autotransplante, es decir, llevar una parte del cuerpo hacia otra parte de éste, para tratar de reparar un defecto o recuperar una función específica. Esta transferencia de tejido necesita (para mantener su vitalidad y función), suturar vasos sanguíneos y nervios de cerca de un milímetro.

“Ello no sería posible sin la adecuada capacidad técnica de los equipos quirúrgicos y del equipamiento necesario aportado por nuestro establecimiento. El hecho de que esta técnica forme parte de las terapias realizadas dentro del Hospital Hernán Henríquez, significa un gran avance y nos llena de orgullo pues es extraordinariamente escasa en el sistema público”, puntualizó Oscar Morales.

El profesional aclaró que estos procedimientos son cirugías de larga duración, cuya indicación debe estar plenamente justificada, y no una terapia habitual o para todos los pacientes.

Por Karim Oberg Rivero

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *