Más de 49 mil niñas de La Araucanía ya se han vacunado contra el Virus Papiloma Humano

vacuna contra el Virus Papiloma Humano

El VPH es el mayor causante de cáncer de cuello de útero, segunda causa de muerte en mujeres de edad reproductiva (15-44 años) en Chile.

Desde el año 2016, todas las niñas que egresan de la enseñanza básica en La Araucanía y en  todo Chile, están protegidas de la incidencia de cáncer de cuello uterino, gracias a la vacunación obligatoria contra el Virus de Papiloma Humano (VPH), a través de la cual se han inmunizado a más de 49 mil alumnas en la región.

El Virus de Papiloma Humano es el mayor causante de cáncer de cuello de útero, segunda causa de muerte en mujeres de edad reproductiva (15-44 años) en Chile. En el 2014, esta vacuna comenzó a aplicarse como política pública del Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, garantizando el acceso gratuito a las niñas de educación básica. Hasta hoy, se han aplicado cerca de 855 mil dosis.

Este año, la vacunación en la Región de La Araucanía comenzó a principios de agosto y se extenderá hasta noviembre. Dentro de este plan, este lunes recibieron su vacuna por parte del Consultorio Miraflores, las alumnas de cuarto y quinto básico del Colegio Madre Admirable de Temuco.

La vacuna utilizada en Chile es segura y efectiva, a la luz de la evidencia de millones de dosis administradas en el mundo. Los estudios indican que los efectos adversos de la vacuna no son diferentes a los que pueden ocurrir con otras vacunas (dolor, inflamación en el sitio de la inyección, y raramente, sensación de fatiga que puede eventualmente llegar al desmayo).

El seremi de Salud, Carlos González, contó que se han colocado “49 mil dosis con excelentes resultados en no tener reacciones adversas y lo más importante es que tenemos ya a partir del año 2016, prácticamente a todas las niñas que egresan de octavo año básico de nuestra región y del país vacunadas y protegidas a lo menos en un 70 por ciento respecto de lo que es la incidencia del cáncer”. Y agregó que este año, se han inmunizado 5 mil niñas y se espera alcanzar alrededor de 13 mil 658 alumnas de la región, de cuarto año en primera dosis y de quinto año básico en segunda dosis.

Junto con agradecer el apoyo de los establecimientos donde se aplica la vacuna obligatoria, que incluye a públicos y privados, González hizo un llamado “a sumarse, es una vacuna segura, que brinda protección efectiva y que es obligatoria. Ojalá ninguna madre se niegue a vacunar a sus hijos”. Esto, explicó, porque se trata de una vacuna segura. La vacuna aplicada en Chile está autorizada para su uso en 132 países y se dirige específicamente a los subtipos que causan aproximadamente el 70 por ciento de los cánceres de cuello uterino, además de causar cáncer anal, vulvar, vaginal, y orofaríngeo, principalmente en mujeres jóvenes.

 

Tomar conciencia

La jefa de la Unidad Epidemiología de la Seremi de Salud Región de La Araucanía, Nadialett Venegas, destacó la importancia de cualquier vacuna para prevenir enfermedades. “Si hay personas que se niegan a esta vacuna, están negándose a la prevención del cáncer cérvico uterino, así que es importante que tomen conciencia de eso, que no vacunarse significa que a la larga pueden tener esta enfermedad y otras que son relevantes”. Y agregó que en general, no existen contraindicaciones para quienes las reciben.

El VPH se transmite a través del contacto genital (mucosas y piel), la transmisión no requiere de relación coital, por lo que puede producirse también por la práctica de caricias o contacto de piel con las mucosas del área genital. El VPH también se puede contraer durante el sexo oral. Debido a que la infección muchas veces no produce síntomas, la mayoría de las personas ni siquiera sabe que tiene VPH o que lo está transmitiendo.

La aparición del cáncer de cuello uterino es más frecuente entre los 35 a 55 años, debido a que el tiempo entre la infección por VPH y el desarrollo del cáncer es de 20 años en promedio, las personas con más riesgo de infectarse son los adolescentes y menores de 25 años. Por ello, se recomienda la vacunación a la edad más temprana posible.

Como política gubernamental para proteger a todas las niñas que egresaran de la educación básica contra el VPH, el año 2015 se ejecutó una campaña de puesta al día y se vacunó con una primera dosis a las niñas que cursaban sexto básico (11 años) y séptimo básico (12 años), finalizando la estrategia el año 2016, donde se administró una segunda dosis en séptimo y octavo año básico.

Por Graciela Ojeda Torres

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Video not found