“Pepe” Mujica llegó a Chile para entregar su apoyo a candidato Alejandro Guillier

mujica y guillier

Ex Mandatario de Uruguay, está a horas de ser uno de los protagonistas del cierre de campaña del abanderado oficialista.

“El eterno problema de la cara progresista es la unidad, y el eterno peligro y flagelo, por eso quiéranse un poco más y sepan lo que está en juego, es tiempo de unidad”, expresó este jueves el ex Mandatario de Uruguay, José Mujica, a horas de ser uno de los protagonistas del cierre de campaña del abanderado oficialista, Alejandro Guillier.

El otrora feje de Estado, acompañó al candidato de la Fuerza de Mayoría en un recorrido por el lugar donde se realizará el acto final de sus actividades en terreno.

En la oportunidad señaló que “los jóvenes tienen que comprometerse con la realidad, con la vida. A veces uno apuesta a todo o nada, y en general, cuando apuesta a todo o nada, es nada. Claro, cuando negociamos, dejamos pilchas por el camino, pero también logramos algo. Esa es la contradicción eterna que vamos a tener”, sostuvo “Pepe” Mujica.

Añadió que “pertenezco a una alianza que tiene 40 y pico de años y peleamos todos los días, pero mantenemos el cuadro, si el cuadro lo rompemos, sonamos como arpa vieja, pero el cuadro junto, nos permite ir avanzando y algo hemos logrado, no será el programa final, pero sí avanzamos paso a paso”.

El ahora senador uruguayo, hizo un alto para señalarle a la sociedad chilena que “probablemente ustedes no son conscientes que se dan el lujo de tener una elección entre dos ciudadanos calificados, muy distinto cada cual con su carro de ideas, pero valiosos, y eso no es cualquier cosa en el mundo de hoy. Conocí al señor Piñera y tuve la mejor relación como latinoamericano, como vecino”.

Por ello instó a los ciudadanos a que “cuiden la convivencia, aprendan a tolerarse, nadie es perfecto, lo que viene, no es ni el paraíso, ni el infierno, es la escalera de la vida por la que hay que luchar para subir, de a poquito. No les tengo odio a mis adversarios. Nos precisamos mutuamente, seamos adversarios, no enemigos”, enfatizó.

A su turno, Guillier manifestó que “nos sentimos muy complacidos, porque él representa mucho lo que los chilenos nos están reclamando a los políticos, que es que haya más consistencia y coherencia entre lo que decimos y cómo vivimos, para poder mantener una legítima relación con nuestros ciudadanos y que puedan confiar en nosotros”.

Por nuestro medio asociado Nación.cl

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *