Periodista holandés que entrevistó a Héctor Llaitul denuncia que ha sufrido hostigamiento por parte de la PDI

Foto de Twitter.

“Desconozco lo que aún puede venir y tampoco deseo ser parte de ninguna investigación policial, ya que solo he hecho mi trabajo periodístico. Sin embargo, nuevamente creo que la intimidación a la prensa no debe ser parte de la democracia que Chile desea ser”, acusa Boris van der Spek.

El periodista holandés, Boris van der Spek, de Chile Today, en colaboración con el medio Werken Noticias, fue el encargado de realizar una entrevista al líder y vocero de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), Héctor Llaitul.

Al momento de hablar sobre las forestales, LLaitul indicó en dicha entrevista que éstas eran las causantes de los principales problemas a los cuales la CAM veía como el ataque a la cultura mapuche. “Ellos (forestales y fuerzas de ocupación) vienen a ser los responsables de la muerte de nuestro peñi (Pablo “Toño” Marchant), y la forma nuestra de reivindicarlo es obviamente a través del sabotaje que han estado dirigidos y que tienen como objetivo acumular fuerza desde una línea estratégica”. Dichos que también fueron utilizados para la formalización del líder de la CAM.

A través de su cuenta de Twitter, el periodista denunció que sufrió hostigamiento por parte de la PDI y también entregó detalles de la entrevista que le realizó a Llaitul.

“Creo que es importante que Chile lea esto. Como expliqué antes, la entrevista que hice al portavoz de la CAM, Héctor Llaitul, se hizo para conocer mejor el movimiento y su filosofía. Subí la entrevista completa a Youtube, sin embargo, los medios de comunicación chilenos optaron por sacar las partes provocativas, lo que provocó que incluso las autoridades respondieran”.

El profesional agregó que “avancemos unas semanas: después de partir a Holanda, recibo una llamada de la familia de mi novia que dicen que la PDI ha ido a su casa a preguntar por mí. Primero fueron a mi casa, pero yo no estaba. Conseguí un número y llamé, un agente de la PDI se negó a explicar por qué querían hablar conmigo”.

Luego señaló que “ahora, al llegar, leo en una noticia la detención de Llaitul, la PDI quiere tener mi declaración. Al llegar a Santiago, el agente de la PDI encargado me quitó el pasaporte, se fue me hizo esperar varios minutos sin dar explicaciones. Durante la formalización de hoy en Temuco, el fiscal me nombra también. Nunca he recibido una invitación oficial a declarar por parte de ninguna autoridad chilena y además considero un grave atentado a la libertad de expresión visitar a un periodista a su casa y en la de su familia para obtener cualquier información sobre lo que claramente ha sido una producción periodística”.

Por último, en su mensaje señala que “desconozco lo que aún puede venir y tampoco deseo ser parte de ninguna investigación policial, ya que solo he hecho mi trabajo periodístico. Sin embargo, nuevamente creo que la intimidación a la prensa no debe ser parte de la democracia que Chile desea ser”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *