Preocupación en Pucón por la venta de salmón Chinook que podría afectar la salud de las personas

Durante años, diversas instituciones como Sernapesca, Carabineros e inspectores municipales del Departamento de Turismo, han trabajado en forma coordinada para detectar a quienes se dedican por años a la pesca furtiva en los ríos de la comuna lacustre.

La pesca indiscriminada del salmón chinook en los ríos de Pucón, es una amenaza que no ha podido ser controlada a través de los años, debido a la inconsciencia de algunos pescadores, situación que genera un daño irreparable a uno de los recursos más atractivos para los amantes de la pesca recreativa.

Durante años, diversas instituciones como Sernapesca, Carabineros e inspectores municipales del Departamento de Turismo, han trabajado en forma coordinada para detectar a quienes se dedican por años a la pesca furtiva en los ríos de la comuna lacustre.

Al respecto, el encargado de la Unidad de Turismo Aventura de la Municipalidad de Pucón, Sergio Sagardía, comentó que la técnica utilizada por los pescadores se denomina “maleteo”, que consiste en la extracción forzada de los peces mediante la utilización de arañas como anzuelos y pesos superiores a lo que indica la ley, una vez enganchados los peces utilizando un gancho metálico, los extraen a la orilla del río, golpeándolos con objetos contundentes para darles muerte, los que posteriormente son comercializados de forma clandestina, ya sea por redes sociales o en establecimientos gastronómicos de la comuna.

“Se está trabajando en dos líneas de investigación. Primero, se hace una fiscalización permanente en los puntos más complejos, como en el Río Plata, Río Liucura y en el Salto del Marimán en el Río Trancura. Y la segunda línea es la inspección a los establecimientos gastronómicos, donde se venden las especies que son extraídas de la pesca ilegal”, comentó Sagardía.

Por su parte, la presidenta de Asetur A.G., Jessica Fernández, expresó su preocupación y molestia por quienes hacen depredación de los recursos, una situación que no es nueva, sino que se viene arrastrando por muchos años. “Son verdaderas mafias las que están operando en nuestros ríos y ha sido difícil eliminarlas. También siento que no ha existido un interés real para enfrentar en forma decidida el problema, porque es imposible que Sernapesca, con tres inspectores a nivel regional, pueda venir a tomar carta en el asunto. Vienen de vez en cuando y eso los pescadores furtivos lo saben y cuando vienen, no encuentran a nadie”, acotó la dirigente.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Turismo de Pucón, Julio Pablaza, comentó que en Pucón hay bandas organizadas operando en la pesca clandestina. “Tenemos bandas organizadas, delincuentes que arrasan con los ríos, destruyen y matan las especies, tanto salmones como truchas que alimentan al comercio informal. Lo malo es que finalmente los productos llegan sin las cadenas de frío y sin ningún tipo de resguardo sanitario a algunos restaurantes que compran estos productos”.

Lo lamentable de todo esto, acotó el dirigente, “es que se pone en riesgo la salud de las personas y la desastrosa imagen que se deja en las orillas de los ríos por la matanza de los peces, donde éstos se tiñen de rojo y nuestros turistas ven este triste espectáculo”, afirmó Pablaza.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *