Productores mapuches de La Araucanía se capacitaron en manejo de praderas

mapuches se asesoran

La asesoría consistió en la elaboración de un informe detallado de análisis de suelo sobre cada predio adquirido, lo cual permitió a cada productor, conocer las condiciones reales en las que se encuentra dichos terrenos y su aptitud para el uso productivo.

Más de 300 productores y productoras mapuches de La Araucanía, que han sido beneficiados de manera individual, como comunidad y parte de comunidad, por el Fondo Para Subsidio de Tierras de Conadi, a través de los artículos 20 A y 20 B de la Ley 19.252, se capacitaron en el manejo de praderas para uso agrícola y ganadero.

Este trabajo fue realizado gracias al proyecto “Asesoría técnica y Apoyo en Gestión Predial para familias beneficiarias del Concurso Público Apoyo al Equipamiento de Predios Adquiridos vía el articulo 20 letras A y B de la Ley 19.252 Región de La Araucanía Año 2017”, ejecutado por la Consultora Tiliwko, como parte del acompañamiento permanente que entrega Conadi a pequeños/as productores/as mapuches en temas productivos.

La asesoría consistió en la elaboración de un informe detallado de análisis de suelo sobre cada predio adquirido, lo cual permitió a cada productor, conocer las condiciones reales en las que se encuentra dichos terrenos y su aptitud para el uso productivo.

 

Evaluación

En los talleres, los asistentes recibieron conocimientos y herramientas respecto a cómo mejorar suelos ácidos, suelos arcillosos, suelos duros, suelos arenosos, suelos secos, enfermedad de las plantas, producción de abono orgánico, aprovechamiento de derechos de agua y sistemas de riego, entre otros, para que los productores/as puedan aprovechar al máximo la potencialidad de sus campos.

“Todo lo que he sembrado ha sido sin análisis de suelo previo, con esto voy a tener una gran oportunidad para saber qué tipo de fertilizante usar para mejorar la producción de lo que me dedico yo, que es trigo, avena y hortalizas”, manifestó Marcelo Manquilef, de la comuna de Chol Chol.

“Gracias a chao genechen, estamos muy contentos y animados, porque hemos sido beneficiados con proyectos de maquinarias, por eso esperamos seguir avanzando para demostrar que estamos trabajado muy bien sembrando para venta y consumo familiar”, señaló Omar Nahuelpi, de la comunidad Juan Maril de Pantano.

El proyecto benefició a 76 de comunidades durante los cuatro meses que se extendió la iniciativa.

Por José Luis Vargas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *