SAG Araucanía intensifica fiscalización al comercio y transporte de flores de copihues

venta de copihues en la araucanía

Iniciativa es por aumento en la venta de ramos durante las vísperas de la celebración del Día de la Madre.

La venta de copihues en la carretera es una actividad que aumenta durante las vísperas de la celebración del Día de la Madre. Por ello, el Servicio Agrícola y Ganadero se preocupa de recordar a quienes practican esta actividad de la importancia de respetar la normativa.

El Ministerio de Agricultura, a través del Servicio Agrícola y Ganadero, SAG, realiza una permanente fiscalización a la comercialización y transporte de flores de copihue. Esta labor de protección se intensifica durante las vísperas de la celebración del Día de la Madre, fecha en que se produce un aumento en la venta de ramos de copihues.

El corte de nuestra flor nacional se puede realizar durante su tiempo de floración, el cual transcurre desde febrero hasta aproximadamente fines de julio, siendo esta época donde se visualiza una mayor demanda.

La directora del SAG en La Araucania, María Teresa Fernández, señaló que el Servicio realiza su labor de fiscalización de comercio y transporte de flores de copihues en carretera, peajes y terminales, dado que estas flores también se venden fuera de la región y en zonas donde el copihue no crece natural y espontáneamente, convirtiéndolo en una especie atractiva para regalar, puntualizó.

 

Siete copihueras naturales inscritas en La Araucanía

Maximiano Ordóñez, encargado de Vida Silvestre del SAG en La Araucanía, explicó que en La Araucanía existen siete copihueras naturales inscritas en el SAG. “Las personas que se dedican a la venta de flores de copihues deben inscribir las copihueras en el SAG, para que el Servicio  pueda verificar que el terreno cumple con las condiciones para la extracción de las flores. Luego de esta inspección, el Servicio entrega el certificado de inscripción documento que autoriza la extracción de flores”. El profesional aclaró que este trámite sólo lo puede realizar el dueño del predio, donde está la copihuera, y es él quien puede autorizar con una nómina las personas que pueden extraer las flores”.

Ordóñez destacó que las personas que se dedican a esta actividad tienen bastante experiencia en la extracción de flores y cuidan este recurso para asegurar la regeneración de las plantas, ya que es una fuente de ingresos para ellos.

Para José Esteban, copihuero de Loncoche, la venta de copihues en la carretera es un importante ingreso para la familia. “Para nosotros, este trabajo es importante, es nuestro sustento, por eso no dañamos la planta, sabemos que sólo podemos cortamos la flor. Los ramos cuestan 4 mil pesos y en el Día de la Madre, las personas compran las flores para adornos, regalo y para llevarlas a los cementerios, incluso los extranjeros nos compran ramos porque no conocen el copihue. Nosotros les explicamos que es nuestra Flor Nacional, pero que es un sustento para nuestro hogar”.

 

Qué dice la ley

La extracción del Copihue, Lapageria rosea, debe ser autorizada por el SAG, ya que el Ministerio de Agricultura, a través del Decreto Supremo 129 del año 1971, prohibió el arranque, corte, transporte y comercialización de plantas y flores del copihue en todo el territorio nacional. No obstante, desde el año 1984, el decreto 121 permite el transporte, tenencia y comercialización de plantas y flores que provengan de viveros registrados en el SAG y la comercialización de flores provenientes de copihueras naturales, (terrenos donde la especie se desarrolla natural y espontáneamente), siempre que los propietarios o tenedores estén inscritos en el registro correspondiente que lleva el SAG, esto con el fin de asegurar la regeneración y acrecentamiento de la especie.

Por último, cabe señalar que al momento de ser fiscalizadas, las personas deben acreditar la procedencia de las flores de copihues, a través del certificado de inscripción  de la copihuera que entrega el SAG y para transportar las flores deben hacerlo con guías de despacho, facturas o boletas visadas por el Servicio, de esta manera podrán evitar posibles sanciones, multas y el decomiso de las especies transportadas.

Por Daniela Toledo

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *