Subdere inauguró en Cunco abasto de agua potable para comunidad mapuche

Este es el primero de una millonaria inversión que beneficiará a cerca de 70 agrupaciones indígenas que por primera vez contarán con el vital elemento en sus casas.

Con la presencia del subsecretario de Desarrollo Regional y Administrativo, Miguel Flores; el intendente Andrés Molina y el alcalde de Cunco, Patricio Mittersteiner, además de autoridades locales y jefes de diversas comunidades mapuches, se inauguró en la comunidad Indígena Juan Catrilef, el abasto de agua potable.

Este es el primero de alrededor de 70 proyectos en construcción repartidos en 17 comunas de la región, que beneficiarán en total a 2 mil 33 personas y que representan una inversión total de 11 mil 376 millones de pesos, los que son financiados por la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo (Subdere) a través de los Programas de Mejoramiento de Barrios (PMB).

Este es un proyecto de alto impacto social, ya que hasta ahora estas comunidades no contaban con agua potable y debían buscar el vital elemento desde alguna vertiente cercana o de un pozo-noria, en promedio de cinco metros de profundidad, fabricado artesanalmente por ellas y llevándolo hacia sus hogares, cargándolos a mano o en carretilla. Además del esfuerzo que esto significaba, el agua no es tratada por lo que hay una alta incidencia de enfermedades estomacales, ya que contiene mayor cantidad de bacterias de lo aceptado por la Seremi de Salud para consumo humano.

 

Terremoto de 2010

Lamentablemente, producto de la sequía de los últimos años y del terremoto de 2010, las napas freáticas descendieron, dejando a las familias casi sin agua, razón por la cual los municipios han tenido que llevar esta en camiones aljibes, pero en una cantidad y calidad inferior a la mínima para consumo humano. Tampoco es posible llegar a todos los hogares donde viven estas familias por el dificultoso acceso de los camiones.

El subsecretario Miguel Flores, resaltó que este es un proyecto inédito de la región que busca dar agua potable a los sectores rurales donde no es posible llegar con las redes tradicionales. “Se están construyendo soluciones individuales a cada familia. Nuestro objetivo es proveer a todos los sectores rurales de este vital elemento que en las ciudades parece algo ya tan común. Por eso, el próximo año replicaremos este proyecto  en otras regiones”, subrayó.

Una característica importante de estos proyectos de abasto de agua potable es que tienen un alto contenido social, no sólo en el beneficio que recibirán las familias, sino también en el proceso de construcción, esto porque se ha contratado a los mismos lugareños para que construyan sus abastos, recibiendo un sueldo a la vez de ser autogestores de su solución sanitaria.

 

Instalaciones

El abasto considera el mejoramiento de pozos o norias y vertientes existentes, construyéndose las instalaciones necesarias: torre, estanque, bomba eléctrica, sistema de cloración, obras civiles involucradas y la red de aducción, impulsión y distribución hasta la obtención de agua potable.

El intendente Andrés Molina felicitó a todas las personas involucradas en este proyecto que –dijo- es parte del Plan Araucanía y cuyo desafío es llevar agua potable a todas las comunidades rurales.

A nombre de la comunidad, su lonco, Juan Curillán reconoció que se cumplía un sueño. “Este es mi sueño y el sueño de todas los miembros de la comunidad”, afirmó.

En la comuna de Cunco en total hay cinco comunidades beneficiadas, a la de Juan Catrilaf, que se inauguró con 154 personas beneficiadas, se suman la comunidad  Antonio Cayumán, la Comunidad Polulco, cuyos abastos ya se encuentran en construcción, y el subsecretario Flores anunció la aprobación de los abastos para la Comunidad José Bunster y la Comunidad Juan Paillao, con lo que sólo en esta comuna la inversión se aproxima a los 900 millones de pesos.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Video not found