Tras décadas de espera comuneros podrán acceder a cementerio rural en Nueva Imperial

Vecinos del sector Bajo Cardal agradecieron al gobernador de Cautín quien gestionó estudios para iniciar reconstrucción de cuesta que lleva al cementerio del sector y los conecta con Carahue.

Por décadas, los habitantes de las comunidades cercanas al sector Bajo Cardal, en la ruta interior que conecta las comunas de Nueva Imperial y Carahue, han debido soportar el dolor por partida doble, al perder a sus seres queridos. Esto pues, lo más dramático es que la ruta de acceso al cementerio del lugar se encuentra en la cima de un cerro, que les obliga a enfrentar una cuesta que, para la mayoría de los vehículos y carrozas fúnebres, es imposible sortear.

La misma ruta que pretendía conectar ambas comunas de manera expedita ambas comunas, pasando por escuelas, cementerios y que sería una solución largamente anhelada para las 14 comunidades mapuches de estos sectores rurales se convirtió, con el tiempo, en un obstáculo insuperable para quienes hoy deben enfrentar la cuesta, y un peligro para quienes deben descenderla, lo que ha derivado en numerosos accidentes vehiculares y de bueyes, que no son capaces de soportar el paso de su carga.

El dirigente Justo Caniullán, comentó que “da pena recordar como luchábamos con nuestros papás, con nuestros abuelos a 10 ó 12 yuntas de bueyes, para echar este cerro abajo, luego con las maquinarias algo mejoró, pero falta harto todavía”. Por su parte el presidente de la Comunidad Luis Martín Lemuñir, Venancio Licañir, agregó que “la pena más grande es que las carrozas no pueden subir y tienen que dar una tremenda vuelta por otros caminos, además que ha habido accidentes, de vehículos, de maquinaria por la subida y lo peligroso de la bajada”.

 

Solución

Tras años de infructuosas gestiones frente a la Municipalidad de Nueva Imperial, fue finalmente el concejal Ernesto Pedrero, quien llegó hasta la Gobernación de Cautín, para dar a conocer este verdadero drama. Tras escuchar el problema de los representantes de los comuneros mapuches y, en tiempo record, el gobernador de Cautín solicitó a representantes de la Dirección de Vialidad los informes topográficos para dar una solución a estas familias y a quienes deben transitar por el lugar.

“Es demasiado lo que tienen que sufrir. Por una parte ver partir a sus seres queridos y toparse con este obstáculo para llegar al cementerio. Por eso hemos venido con representantes de la Seremi de Obras Públicas y en minutos vendrán los topógrafos para hacer las mediciones y en dos semanas tendremos los resultados de los estudios para comenzar a trabajar en el rebaje y mejoramiento de esta cuesta”, sentenció el gobernador Miguel Mellado.

Tras reunirse con la máxima autoridad provincial, los representantes de la comunidad quisieron agradecer “a Dios, al Gobierno, al gobernador Mellado, porque los abuelitos eran gente trabajadora pero que no pudieron hacer nada más y ahora por fin vamos a poder mejorar esto”, afirmó Justo Caniullán.

 

Hace unos 10 años

Finalmente, el concejal Ernesto Pedrero, indicó que “hace unos 10 años que la gente ha anhelado esto. Hace unos meses comenzamos a tocar puertas y hoy, en mi calidad de concejal y presidente de la Cámara de Comercio, pudimos coordinar esta reunión y, gracias a la presencia en terreno del gobernador, hoy podemos contar con una solución para estos vecinos”.

Solución que empezaría a materializarse durante el mes de abril, dependiendo de las condiciones hidrológicas del terreno y la factibilidad de enanchar esta ruta. Trabajos que, sin embargo, desde hoy, ponen fin a una larga espera y vuelven realidad el sueño de quienes hace décadas, y con sus propias manos, abrieron una ruta que dejaron de legado a los habitantes de este sector.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *