Víctima de violencia intrafamiliar en la localidad de Cajón pide auxilio al 133 de Carabineros con una clave: ¿Me podí mandar un pack de cervezas y una cajetilla de cigarros?”

La víctima logró zafarse del imputado rasguñándole el rostro y refugiarse en el baño del domicilio, desde donde llamó a Carabineros, fingiendo que estaba pidiendo, vía delivery, cigarros y cervezas.

El Juzgado de Garantía de Temuco dejó este lunes, sujeto a la medida cautelar de prisión preventiva a Kleiner Mauricio Villalobos Hevias, imputado por el Ministerio Público como autor del delito frustrado de femicidio, hecho ocurrido la mañana de este domingo, en la localidad de Cajón, comuna de Vilcún.

En la audiencia de formalización, el juez Federico Gutiérrez ordenó el ingreso de Villalobos Hevias al centro penitenciario que determine Gendarmería, por considerar que la libertad del imputado constituye un peligro para la seguridad de la sociedad y de la víctima. Además, fijó en cuatro meses el plazo de investigación.

Según el ente persecutor, aproximadamente a las 6.30 horas de este domingo el 22 de mayo, el imputado llegó hasta el domicilio de la víctima, ubicado en la localidad de Cajón, comuna de Vilcún y con quien mantuvo una relación de convivencia por dos años y que finalizó hace cinco meses, a quien solicitó conversar.

Para evitar un problema mayor, la víctima permitió el ingreso del imputado al domicilio. Una vez al interior de la vivienda, Villalobos Hevias inició una discusión que llegó a los insultos, por lo que la víctima le solicitó insistentemente que se retirara.

El imputado hizo caso omiso, procediendo a abalanzarse sobre la víctima, a quien arrojó sobre una cama y comenzó a asfixiarla presionando fuertemente su cuello con ambas manos, con la clara intención de ocasionarle la muerte; además, le propinó golpes de puño en el rostro.

La víctima logró zafarse del imputado rasguñándole el rostro y refugiarse en el baño del domicilio, desde donde llamó a Carabineros, fingiendo que estaba pidiendo, vía delivery, cigarros y cervezas. La carabinera de turno y que recibió el llamado se percató de la solicitud de auxilio, por lo que envió a efectivos hasta el domicilio de la víctima, donde procedieron a la detención de Villalobos Hevias.

Con 10 años en Carabineros, tres de estos como operadora de Emergencias en la Cenco Cautín, la uniformada, de nombre Leslie Quezada, recibió el llamado de auxilio.

“Quiero felicitar la perspicacia de la funcionaria de Carabineros que recibió esta llamada, ya que ágilmente pudo establecer que la comunicación estaba asociada a un hecho ilícito”, dijo el general Manuel Cifuentes, jefe de la IX Zona de Carabineros Araucanía.

“Carabineros, ¿cuál es su emergencia policial?”, dijo Leslie al contestar el llamado que ingresó esa mañana al 133, recién entrado su turno. Del otro lado de la línea, una mujer de 36 años le contestó: “Hola mi niña, soy la amiga del Cristian… ¿Me podí mandar un pack de cervezas y una cajetilla de cigarros?”.

Lejos de ignorar el llamado, el olfato de esta funcionaria no la traicionó y de inmediato le solicitó la dirección de su casa y le preguntó si estaba siendo víctima de una agresión, a lo que ella contestó que sí. “Yo me percaté de la emergencia por la voz de la mujer, temblorosa, nerviosa y me dijo que estaba encerrada en el baño”, agregó.

De inmediato, las patrullas más cercanas se trasladaron al domicilio en la localidad de Cajón, en Vilcún y el agresor, quien resultó ser un hombre de 38 años y exconviviente de la víctima, fue detenido. “Nosotros, como funcionarios de Carabineros. estamos preparados y capacitados para recibir este tipo de llamadas de emergencia. Para mí, en lo personal, como mujer, es doblemente reconfortante haber podido ayudar a esta víctima de agresión”, destacó Leslie Quezada.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Video not found