Carabineros incautó 8 mil municiones de diversos calibres y detuvo a cinco personas en zona lacustre de La Araucanía

munición decomisada

El operativo se originó el año 2016, cuando se desarticuló un grupo de personas que se dedicaba a la venta de armamento y munición a delincuentes y narcotraficantes de  poblaciones del sector occidente de la Región Metropolitana.

Tras dos años de una ardua investigación coordinada con la Fiscalía Occidente de la Región Metropolitana, por tráfico de armas de fuego y munición, el OS-9 de Carabineros incautó cerca de 8 mil municiones de diversos calibres las que serian comercializadas en el mercado negro, deteniendo a cinco personas ligadas al delito investigado.

De acuerdo a la información proporcionada, el operativo que dio resultados positivos en el sector lacustre, se originó el año 2016, cuando se desarticuló un grupo de personas que se dedicaba a la venta de armamento y munición a delincuentes y narcotraficantes de  poblaciones del sector occidente de la Región Metropolitana.

Es así que las técnicas investigativas llevaron al equipo especializado de Carabineros de Santiago a la Región de La Araucanía, donde el personal de la institución uniformada realizó 15 ingresos a domicilios previamente autorizados, en las comunas de Villarrica, Pucón, Panguipulli, Cunco y Pitrufquén. En seis de ellos fue encontrada la munición y el armamento.

El prefecto (s) de la Prefectura de Villarrica, teniente coronel Miguel Ángel Irribarra Saavedra, destacó el procedimiento. “Aproximadamente 8 mil cartuchos de diferente calibre que se iban a comercializar en el mercado negro fue incautado por el OS-9 de Carabineros. Se decomisaron tres armamentos. El modus operandi correspondía a que el dependiente de la armería vendía a personas que no cumplían los requisitos legales para adquirirlos. El armamento se mantenía en buenas condiciones de uso y lo preocupante es  la gran cantidad de munición incautada entre ella de alto calibre que puede ser muy peligrosa y letal, la que en manos de delincuentes puede causar daños mayores”.

Cabe señalar que uno de los domicilios correspondía a una armería establecida y la cual contaba con la reglamentación permitida, sin embargo vendía en forma ilegal la munición.

El prefecto (s) agregó que “continúan las diligencias investigativas para establecer otros nexos en la región en conjunto con la Fiscalía correspondiente, e hizo un llamado a no comprar en lugares no establecidos.

“Hay que destacar esta investigación, toda vez que es de largo aliento, porque no solamente para los que trabajamos en la calle y que somos víctimas, a veces, de delincuentes que utilizan armamento con sus series borradas o adquiridas  frecuentemente en forma ilegal, así que sacar este armamento y la munición de  circulación, no solamente la seguridad es para nosotros, sino para toda la comunidad” puntualizó el comandante Irribarra.

En total, fueron cinco los detenidos -todos adultos- por infracción a la Ley de Armas y Explosivos, dos de ellos, son trasladados a la ciudad de Santiago para colocarlos a disposición de la Fiscalía, uno corresponde al propietario del local, mientras que el segundo imputado es un trabajador de la armería, quien sustraía las especies y las revendía.

Las otras tres personas aprehendidas quedaron a la espera de citación por disposición del Ministerio Público.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *